Directora de la ONE asegura que el Censo va este jueves, a pesar de los desafíos

Spread the love

El Décimo Censo de Población y Vivienda que se realiza en República Dominicana comenzará este jueves 10 de noviembre, tal como se ha previsto, a pesar de las complicaciones que ha implicado organizar un proceso de esa magnitud. Así lo asegura Miosotis Rivas, directora de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), quien ha estado a la cabeza de un equipo que se enfrenta a nuevos retos cada día. 

Rivas toma en serio el cumplimiento de los plazos que se programan y el aprovechamiento de la inmensa cantidad de recursos que se han invertido. “La inversión que hasta ahora estamos haciendo no es para ahora salir (con) que lo vamos a posponer”, afirma. 

Desde el año 2017 hasta el 2024, cuando se concluya con la organización de los datos recogidos, Rivas estima la inversión en el Censo en cuatro mil millones de pesos. Para cumplir con todos los gastos de la fase final de preparación y la ejecución del empadronamiento, el Gobierno aseguró desde el 10 de octubre los fondos necesarios. 

La ONE ya empezó a pagar a los empadronadores y a las personas que fueron a las capacitaciones en 14 provincias, según informa Rivas. 

La directora de la ONE sabe que el Censo “va a tener sus incidencias propias del proceso”, por lo que deben estar listos para resolver los problemas que sucedan. Los mayores retos van a ser los primeros tres días, durante los cuales se irán haciendo ajustes. 

Uno de los desafíos para los que la ONE se ha preparado es la deserción de empadronadores y demás personal. Un porcentaje de ellos abandona durante el entrenamiento, y se espera que otros lo hagan incluso cuando comience el empadronamiento. 

Víctor Romero, director del Censo, explica que estas personas desisten porque se dan cuenta de que el trabajo no será lo que ellos esperaban, porque consiguen un trabajo o por cualquier situación personal.

Para evitar que estas ausencias trastornen el desenvolvimiento del Censo, la ONE ha previsto una deserción entre un 20 % y un 40 %, dependiendo de la provincia. Para zonas donde hay un mercado laboral más activo y mayores oportunidades de trabajo, esperan mayores declinaciones. 

Como ejemplos, en la prueba censal en Maimón, provincia Monseñor Nouel, la deserción fue mayor al 20 %, mientras en Nizao, provincia Peravia, fue menos del 15 %. 

Las provincias con mayor deserción han sido Santiago, La Altagracia, Santo Domingo y el Distrito Nacional. En las zonas donde hubo problemas con la convocatoria y no se pudo iniciar con las capacitaciones a tiempo, se están haciendo capacitaciones intensivas, de acuerdo a Víctor Romero. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.